lunes, 24 de septiembre de 2007

Acusan a Dios

Según informa el diario La Nación, el senador norteamericano de Nebraska, Ernie Chambers, presentó una demanda judicial en contra de Dios.
Chambers acusa a Dios de haber causado nefastas catástrofes en el mundo que han provocado muerte y destrucción.
Como seguramente Dios no se presente en el proceso, Chabers cita a los representantes de "varias religiones, denominaciones y cultos que, de manera notoria, reconocen ser agentes del demandado y hablan en su representación".
Chambers es considerado el líder negro más abierto y apasionado de su estado y es conocido como el “hombre negro más enojado de Nebraska”.
El demandante dice haber hecho "razonables esfuerzos" para invocar al demandado, con llamados de "manifiéstate, manifiéstate, dondequiera que estés", aunque reconoce, sin éxito alguno.
El senador acusa a Dios de haber causado "espantosas inundaciones, terremotos, horrendos huracanes, terroríficos tornados, perniciosas plagas, feroces hambrunas, devastadoras sequías y guerras genocidas".
Ante todo esto, dice el senador que Dios "no ha mostrado ni compasión ni remordimiento" y, no contento con ello, incluso ha proclamado que "reirá cuando las calamidades ocurran".
Chambers, que es senador del estado de Nebraska desde 1970, afirma que "la conducta pasada y la historia del demandado hacen ver que sus amenazas terroríficas son creíbles".
Por ello, pide al juez que someta a Dios a un proceso judicial, no sin antes pedirle que le haga un requerimiento permanente para que cese sus "acciones destructivas y sus amenazas terroríficas".
El senador, que no participa en las oraciones matutinas en la sesión legislativa y que frecuentemente critica a los cristianos, señaló que como Dios está en todas partes, puede ser demandado en Estados Unidos, y está buscando una orden permanente de restricción contra el Todopoderoso.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails