miércoles, 19 de marzo de 2008

Confesiones de Semana Santa

Durante estos últimos días algunas cosas nos sorprendieron. Llevamos ya un par de años largos militando políticamente en Internet. Ya se podría decir que nos conocemos todos. Un conocido, Pablo Mancini nos acusaba hace unos días en Perfil de comandar una fundación fantasma y de tener ñoquis trabajando con nosotros. El mismo que había elogiado nuestro trabajo en su propio blog y con el que teníamos ideas y buenos amigos en común. La nota, además de injuriosa era falsa. Sostenía por ejemplo que entre los jóvenes ciberñoquis K están Leonardo Leccese y Horacio Elsinger. Mi amigo Horacio no se declara kirchnerista, no actualiza su blog desde mayo del año pasado y trabaja para la Secretaría de Prensa. A raíz de esta nota tuvo que confesar que ya no es joven. Por supuesto, tiene 55 años y algunas razones para pensar así. Leo es mi asesor legal del gabinete, es empleado del Epret y no sabe nada de esto de los blogs. Ni hablemos de los compañeros de Buenos Aires: Sebastián, Fabricio, Celina o de Daniela. Hay más razones para ofenderse. Ayer el diario Crítica de la Argentina, de Jorge Lanata, nos calificaba de la misma forma. El flamante matutino dedicó dos páginas a describir nuestras actividades (que son públicas y que se difunden además en estos blogs) y entre líneas sostuvo los datos falsos de Perfil. Ambas notas cabalgan sobre lo mismo: pretenden desacreditar a la militancia política y en el fondo dicen que no se puede trabajar para el Estado y hacer política al mismo tiempo. Viejo dilema ético. Un absurdo. Eduardo Bettas, David de Ugarte, Rosa Jiménez Cano, Sebastián Molina, Andrés Durán, entre tantos otros, se hicieron sentir. A Aldo Jarma, mi subsecretario y el interventor de la comuna de Taco Ralo, le hubiese encantado aparecer entre esas líneas. No tuvo suerte, la próxima será. Fiel a su estilo esta tarde me mandó este video de la película "La Môme" donde Marion Cotillard interpreta a Edith Piaf.

2 comentarios:

Francisco de Zavalía dijo...

Alguna vez alguien dijo que no existe la mala publicidad. Desde ese punto de vista, felicitaciones.
Creo que hay que distinguir dos cosas.
La primera es como se financia la politica, viejo drama argentino. Como no se como se financian estas fundaciones, no opino al respecto.
Lo que si me pareció mal de las notas (solo puede leer la de Lanata) es que hay una especie de "ninguneo" a internet. Me da la impresión que les parece que hacer politica a través de la red es algo sin importancia... craso error.
Me parece fundamental que los partidos politicos copen la red. De hecho, que muchos no lo hagan muestra su estupidez: es un medio barato, masivo; además permite la retroalimentación como ningún otro.
Sigan adelante entonces, espero que les vaya muy bien o, la que sería igualmente bueno, que otro partido lo haga mejor que ustedes.

Javier Noguera dijo...

Hola Francisco, un gusto de tenerte de nuevo por aquí. Coincido en general, con tu planteo.
Discrepo en el hecho de que considerás que en la nota hay un ninguneo a hacer política con Internet. Creo que esa es en realidad la noticia. Y la manera que tienen para venderla tanto Perfil como Crítica, es la misma: apelando al escándalo.
El 16 de octubre pasado, un diario que no puede calificarse precisamente de oficialista, hablo de La Nación, titulaba en página central de Política: "Nace la cibermilitancia: el blog reemplaza al aerosol", y en una extensa investigación detalló el trabajo que veníamos haciendo. Ellos tuvieron la primicia. Perfil y Crítica, llegaron tarde.

Related Posts with Thumbnails