miércoles, 2 de abril de 2008

Agricultores levantan el lock out

Así lo anunció hace unos instantes en Gualeguaychú Mario Llambías, el titular de la Confederación Rural Argentina, en una asamblea que reunió a las cuatro asociaciones del campo que mantenían la protesta. Antes había hablado Alfredo De Angelis, el polémico presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, un repentino emergente político de la dirigencia agraria que ganó notoriedad en los medios en estos días. De Angelis, en la foto, hoy pidió disculpas por el desabastecimiento. Los oradores rescataron que lograron llevar su reclamo a los centros urbanos y que fueron escuchados y acompañados por la gente.
Ahora sólo quedan las cuentas.
Ayer el precio internacional de la soja se ubicó en 433 dólares la tonelada, y la alícuota de la retención móvil bajó al 38,5 por ciento. Se colocó así muy lejos del 45 por ciento en el que se encontraba cuando comenzó el conflicto y mucho más cerca del 35 por ciento del esquema anterior. Es más, si el precio internacional de la soja baja a 400 dólares la tonelada, la alícuota caería al 35 por ciento, anulando la recaudación adicional esperada por el gobierno.
Los otros números que quedaron son: 50 mil trabajadores de la carne fueron suspendidos por el paro del campo, y sólo en ese rubro, por la falta de carne, se facturaron 300 millones de pesos menos en los supermercados. Se detectaron faltantes del 70 por ciento en pollos y del 50 por ciento en lácteos y faltaron también el aceite, la harina, el arroz y el azúcar. El Mercado Central de Buenos Aires perdió 3 millones de pesos.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails