viernes, 1 de agosto de 2008

Tras 32 años de impunidad, llega la justicia

El próximo martes comenzará en Tucumán el juicio oral y público en contra de Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez por la desaparición del senador provincial Guillermo Vargas Aignasse, ocurrida en marzo de 1976, cuando los acusados dictaban a discreción la vida y hacienda de los tucumanos. El juicio es apenas el primero de una serie de acusaciones que los represores deberán afrontar, luego de que la justicia y la política argentina le hayan descubierto durante años mil y un zancadillas para eludir el banquillo en el que finalmente se sentarán el cinco de agosto. Entre los delitos que esperan por justicia, luego del caso Vargas Aignasse, están las desapariciones de dos periodistas tucumanos: Maurice Jagger (ciudadano francés y trabajador de La Gaceta) y José Eduardo Ramos (de Canal 10) que ocurrieron en la misma época. El 6 de marzo de 2001 el entonces juez federal Gabriel Cavallo declaró la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y el hecho abrió la puerta para que desde la Asociación de Prensa de Tucumán (APT), presentáramos con Ernesto Salas el primer caso ante la Justicia Federal de Tucumán. La historia argentina se prepara ahora para dar vuelta la página de uno de sus relatos más crueles y trágicos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojala que se pueda terminar con la impunidad.
Que Bussi el Genocida más cruel de la historia de Tucumán se juzgado con la pena máxima y vaya a una carcel común igual que Menéndez

Diego Perl dijo...

Para Tucumán. JUSTICIA. Feliz Cumpleaños amigo.-

Javier Noguera dijo...

Muchas gracias amigo.

Related Posts with Thumbnails