viernes, 7 de noviembre de 2008

Primer paso

Hoy se dio el primer paso para que la plata de las jubilaciones de los trabajadores argentinos deje de entrar a las cuentas de los banqueros y gerentes del fracasado sistema financiero, al que se había quedado anclado todo nuestro sistema previsional desde los 90. La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que pone fin al régimen de capitalización privada en nuestro país.
Para ello, a diferencia del trato dado en el trámite parlamentario de las retenciones móviles, el gobierno se mostró más flexible y desarrolló una estrategia diferente: el proyecto oficial se abrió a las propuestas de la oposición que también queria terminar con el viejo sistema y agregar sus puntos de vista. El gobierno logró armar así en el recinto un arco de centroizquierda con la CTA, el SI, Proyecto Sur y el socialismo que apoyaron el proyecto. Hasta el ombudsman de la tercera edad, Eugenio Semino, estuvo a favor de la ley. Estuvo por supuesto también la otra oposición, sosteniendo el ideario neoliberal .
Las AFJP han demostrado en la práctica que han sido una enorme estafa previsional. Casi ninguna de las promesas fue realidad para los trabajadores jubilados o próximos a jubilarse. Ni lo serían nunca en el futuro, como lo demuestra la experiencia de casi 30 años del sistema chileno, que ya alcanzó su etapa de maduración y permite observar en forma rotunda su fracaso. Las movilizaciones en contra de la sanción de la ley fueron mínimas. La aparición en escena de un puñado de dirigentes que representó a casi toda la Mesa de Enlace puso al desnudo el mal momento que atraviesa la otrora todopoderosa sindical empresaria. Por su parte, la Federación Agraria anunció a través de Eduardo Buzzi su aval al sistema de reparto sin dar explicación alguna a sus aliados. Una nueva causa sumó a sus luchas histéricas el entrerriano Alfredo De Angeli que esta vez lo sacudió la ausencia de flashes.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails