jueves, 22 de octubre de 2009

Apuntes de la ciencia tucumana, versión ambiental

A fines del año pasado, una citrícola tucumana encomendó a su gerente técnico un viaje a Europa para hurgar en soluciones tecnológicas modernas para un problema angustiante: sus efluentes industriales. La decisión era empujada por un grupo de vecinos de la fábrica que lleva una eternidad soportando su hediondez; y que durante el año pasado había decidido pasar a la acción: con denuncias en la Secretaría de Medio Ambiente y cortes de ruta exigieron a la empresa la urgente solución del problema.
La misión técnica recorrió empresas de Holanda, Italia y Dinamarca en 15 días y pasó revista a la tecnología de punta en el tratamiento de efluentes orgánicos para la industria. Allí, el problema se soluciona con biotecnología: la carga orgánica del efluente es descompuesta por microorganismos (bacterias) que liberan gas, que a su vez se utiliza como combustible. El proceso, conocido como digestión anaeróbica, marcha a la vanguardia en tecnología; así como su precio: cuesta entre 4 y 6 millones de euros transferirla a estas pampas. Evaluando los resultados de la gira, los dueños de la empresa son advertidos de que la misma tecnología estaba disponible en el continente. En Chile, la Universidad de Valparaiso tenía ya hecho el desarrollo y allí viajaron los técnicos tucumanos a comienzos de año. Luego de visitar las plantas, una charla casual derivó en el origen de la tecnología en el país trasandino: había sido transferida hace 15 años por el Proimi, el laboratorio tucumano del Conicet que en ese entonces estaba piloteado por Faustino Siñeriz, actual vicepresidente del Conicet.
El Proimi tiene el dominio de esta tecnología (con un reactor piloto en su planta) desde hace 20 años, y queda a sólo cuatro kilómetros de distancia de la citrícola.

Seguir Leyendo...


Durante todo ese tiempo la tecnología estuvo dormida.
Hoy, por primera vez en su historia, en Tucumán se están construyendo en estos momentos tres reactores anaeróbicos: uno con tecnología holandesa, otro usando la chilena (de Valparaiso) y el tercero con la tucumana del Proimi, este último a costos sensiblemente inferiores a los extranjeros.
¿Por qué nunca antes se había construido uno?
El holandés Wiebe Bijker, uno de los fundadores de la nueva sociología de la tecnología, diría que "la tecnología tiene que encajar en la sociedad".
Los niveles de conciencia de la sociedad civil hacia el daño ambiental han venido creciendo progresivamente en estos últimos años, fruto de la mayor y mejor información de los alcances del daño, como también del nacimiento de nuevos derechos.
La reforma de la Constitución nacional (en 1994) incorporó los derechos difusos, y con ellos acopló la acción, la herramienta para que el ciudadano ejerza su derecho a que no le contaminen el medio ambiente. Igualmente crecieron las medidas de acción directa de los damnificados, o vías de hecho: la protesta callejera, los cortes de ruta o los escraches en las puertas de las fábricas han demostrado su eficacia.
La demanda de esta tecnología en pleno desarrollo está enfocada además en una producción clave para la economía tucumana y su futuro: la industria de la caña de azucar, que como subproducto tiene al etanol.
Por cada litro destilado de etanol, se eliminan 13 litros de vinaza que terminan contaminando los ríos. A partir del año próximo, por ley, las naftas argentinas deberán contener hasta un 5 por ciento de etanol, del cual Tucumán controla el 70 por ciento de la producción nacional. Es sabido que en el riguroso mercado de los combustibles no está bien visto contaminar.
Al decir de Bijker, la tecnología comienza a encajar con la sociedad.

http://www.wikio.es

3 comentarios:

Aldo Ulises Jarma dijo...

Excelente historia: me lo habías contado personalmente hace un tiempo y la verdad que me sigue sorprendiendo. Valía la pena escribirla.
Es muy cierta la frase del holandés y la progresiva preocupación de la sociedad por temas medioambientales.
Sin embargo, por humildad digna de mejor causa, te olvidaste de algo: fuiste vos el que hiciste de nexo para que se descubriera la tecnología desarrollada en Tucumán. No es poco.
Abrazo.

Javier Noguera dijo...

gracias amigo, es parte del trabajo.

Anónimo dijo...

vos sos Dea4POOL de taringa??

Related Posts with Thumbnails