lunes, 2 de noviembre de 2009

Menos chicos pobres, más derechos

En Argentina la mayoría de los pobres son niños y la mayoría de los niños son pobres. Durante décadas la política argentina venía siendo insensible a esta amarga realidad. A partir del jueves pasado todos los chicos argentinos tienen un mismo derecho: una asignación familiar. Es decir que desde ahora, todo menor de edad tiene asegurado un ingreso fijo y mensual ya sea que sus padres tengan un empleo formal, estén en negro o sin trabajo. Su sola condición de menor le crea el derecho.
La historia recordará esta acción como un avance cualitativo en los derechos ciudadanos que buscan resolver de manera directa el principal drama social: la pobreza. Cinco millones de chicos que antes no tenían nada, recibirán 180 pesos por mes. Se reducirán considerablemente los niveles de indigencia y de pobreza.
La decisión sepultó además a la teoría de los planes focalizados, que terminaron siendo clientelares y poco efectivos: en 6 años de crecimiento a Tasa China, Argentina continúa con altos índices de pobreza e indigencia que el boom económico no resolvió. Desaparacen definitivamente los Planes Familia y progresivamente el resto de los focalizados provinciales y municipales. Las políticas focalizadas fueron impulsadas por décadas en el país por el Banco Mundial. Antes el gobierno ya había universalizado el ingreso a los adultos mayores, dándoles además cobertura sanitaria.
La asignación por hijo representa una nueva transferencia directa de recursos hacia los sectores más pobres, esta vez de casi 10 mil millones de pesos. Establece un piso a partir del que no habrá retorno: serán sus beneficiarios quienes defenderán el derecho
.
De todas maneras, sería bueno que el proceso de inclusión social iniciado en 2003 se ratifique con leyes, para que gran parte de estos derechos no sigan estando a tiro de decreto.

http://www.wikio.es

10 comentarios:

Seba Lorenzo dijo...

"Establece un piso a partir del que no habrá retorno: serán sus beneficiarios quienes defenderán el derecho". Perfecto, hay cosas de las que ya será muy dificil volver atrás, venga quien venga, afortunadamente.

Horacio Haxman dijo...

¿y la plata de dónde sale? ¿Quizás del "yuyo maldito"? ¿de los aportes de los médicos y maestros tucumanos? ¿de los 500M. que tiene K en el exterior?

Javier Noguera dijo...

Así es Seba, venga quien venga, nace un nuevo derecho. Hola Horacio, y sí, la plata saldrá en parte de la renta que genera la soja y de la que es parte el Estado; como corresponde que sea. No sale de los aportes de los médicos tucumanos ni de los maestros tucumanos. De paso te cuento que en Tucumán los médicos en relación de dependencia con el Estado ganan el doble de lo que ganan en igual condición en el sector privado (conflicto aparte el que mantenemos aquí y si querés luego te amplio). Tanto ellos, como los maestros gozan de una inversión por parte del Estado inédita en la historia de Tucumán. A saber: aquí se contruyeron en 6 años 120 nuevas escuelas, en una provincia en la que no se hacían escuelas desde hace 50 años y se las pusieron en las zonas más pobres de la provincia, ahí, donde hacen falta. En materia de salud, sería bueno que visites el hospital de Niños (del que se duplicó su capacidad edilicia) la nueva maternidad (que tiene tecnología, confort y prácticas humanitarias) que es claramente superior a la oferta del sector privado de la salud, que visites los 300 caps de la provincia puestos a cero, o la alta tecnología instalada en el Padilla con sus nuevas salas. La inversión en Salud y Educación no tiene antencedentes en la historia tucumana y eso se puede constatar aula por aula, hospital por hospital. Eso se llama mejor distribución de la renta y no se hace sin sacarle la plata a los que más tienen, cosa que como veo, a vos no te gusta. Para que volvamos al modelo anterior, deberías votar a Macri. Saludos

Horacio Haxman dijo...

La renta no se distribuye, se gana y se paga.

Lamentablemente, esta asignación universal resiente los incentivos de la gente que la recibe a entrar en el mercado laboral.

Hace seis años que el país crece a "tasas chinas" y K no logró disminuir los índices de pobreza. De hecho, la Encuesta Permanente de Hogares, a cargo del INDEC, no se publica desde 2007.

Esto "modelo" es claramente regresivo desde hace seis años.

Por otro lado, sí reconozco que este plan universal le quita poder a los punteros políticos.

Javier Noguera dijo...

Claro que la renta se gana y se paga, desde el punto de vista de quien tiene las chances en el sistema de ganar y pagar. Ahora, el Estado está para intervenir en la realidad y hacer que la renta que se genera en el país le llegue a todos, especialmente los que no ganan ni pagan...
Decir que la asignación por hijo resiente el incentivo de la gente a trabajar me parece al menos liviano como análisis, esto a la luz de lo mucho que se viene discutiendo en el país sobre la posiciones a favor y en contra de los planes focalizados o universales.
Estos últimos, además como bien decís, reduce la discrecionalidad a la hora del reparto. Cosa que está muy bien: es para todos, no depende del favor punteril
Ahora, no comparto para nada eso que decís que este modelo es regresivo. Es claramente progesivo un gobierno que lleva adelante una reforma estructural de la dimensión que se hizo en materia de salud y educación, dos itema que te conté al pasar y que han abierto posibilidades a millones de argentinos. Si querés hablamos de vivienda, de pavimento, de agua potable, de cloacas o de como este gobierno impulsó la creación de un ministerio para la ciencia y la técnica que cuadruplicó los sueldos de sus científicos y cuadriplicó su inversión en equipamiento.
¿No son estas, claras muestras de progreso?

Horacio Haxman dijo...

Con la expresión modelo "regresivo" me refería a que distribuye negativamente la riqueza: beneficia a los que más tiene y perjudica a los que menos tiene.

Es verdad que se hicieron obras públicas importantes. Eso está muy bien. Pero no es condición suficiente para sacar a un país de la pobreza.

Te detallo un par de observaciones que, a mi humilde entender, explican la actual persistencia (y crecimiento) de la pobreza:

1) Inflación: es un impuesto con todas las letras (la gente parece no captar esto) que perdujica a la gente que mantiene su riqueza en efectivo: los pobres. El no-pobre saca un préstamo en el banco y aprovecha la inflación para pagar menos.

2) Congelamiento de precios de combustibles: los pobres no andan en auto, los no-pobres si. A mi me viene bárbaro.

3) Alguien me dijo (no lo corroboré) que el gas en garrafa social es más caro que el gas instalado. ¿Quiénes usan la garrafa social? Si, los pobres.

4) Hasta el año pasado, al Gobierno le costaba 6 millones de pesos por día el mantenimiento de Aerolíneas. Ese dinero sale de los impuestos que todos pagamos, incluidos los pobres. Sin embargo, sólo los no-pobres andan en avión.

5) Los pobres no van a la Universidad, pero ellos también la pagan cuando compran un caramelo y pagan IVA.

6) La tecnología es una herramienta importantísima para combatir la pobreza. El impuestazo tecnológico perjudica sobre todo a los pobres. Los condena a acceder a tecnología de segunda. Esto se llama "Technology-led Economic Development". Acá no se lo tiene en cuenta.

En suma, luego de 6 años de gobierno K creciendo a tasa chinas, todavía es necesario una asignación universal. Esto muestra a las claras que las consecuencias del "modelo" no son más que palabras de K.

¿No son estas, claras muestras de retroceso?

Javier Noguera dijo...

Comparto con vos que nuestro "sistema impositivo" sigue siendo regresivo. No que la gestión de gobierno sea regresiva, al contrario. Precisemos.
No es cierto lo que afirmás que hay una persistencia (y crecimiento) de la pobreza.
Desde el 2003 a la fecha la pobreza disminuyó en al menos 20 puntos. Todos los indicadores sociales mejoraron notablemente, más allá de las chicanas del Indec. Veamos por ejemplo uno de ellos. Un indicador muy preciso para medir la pobreza (en cualquier lugar) suele ser el índice de moratlidad infantil. Allí se expresan todas carencias. En Tucumán, se redujo la mortalidad infantil del 28 por mil 13,5.
No conozco ningún organismo internacional que trabaje para derrotar la pobreza que tenga resetas novedozas: llamese Banco Mundial, Naciones Unidas, Ongs del mundo, etc, etc... Todos coinciden en que la mejor estrategia para terminar con la pobreza se centra en 4 o 5 puntos: Accesibilidad a la Salud (en todas sus dimensiones), accesibilidad a la Educación (a todos los niveles), Mejora en la vivienda y servicios básicos eficientes: agua, cloaca y basura.
No hay otros secretos.
No escuché jamás que nacionalizar una empresa estratégica para el desarrollo del país, conspire en contra de los pobres. Ni tampoco que estabilizar el precio del combustible (los pobres también viajan, usan generalmente el transporte público) sea una medida antipobre.
La inflación recorta el salario de los que menos tienen, pero que se sepa aquí la inflación está absolutamente bajo control, como todas las variables macroeconómicas.
Lo curioso del caso, es que este es precisamente el costado más sólido de este gobierno.
Fueron los neoliberales los que impusieron en las ideas el concepto de rigor fiscal, pero cuando estuvieron en el gobierno nunca lo cumplieron.
Los superávit, fiscal comercial, las reservas del Banco Central (45.000 millones, récord histórico), son expresiones de una realidad inconstrastable.
De paso, la economía seguirá su marcha de crecimiento sostenido el año que viene (el período de crecimiento económico más estable y vigoroso en 200 años de historia económica en este país). La mayoría estima que será al menos del 4 por ciento.
La suba (temporal) de los objetos electrónicos que se fabrican en el mundo entero en factorías no atenta en contra de los pobres, al contrario. Estos bienes electrónicos se fabrican en el mundo entero en factorías, las mismas que tenemos en Tierra del Fuego. Fue el propio gobierno de Tierra del Fuego (que no es oficialista) quien lo pidió. La única diferencia que habrá es que se empleará mano de obra argentina. Mirá vos, y de paso el país retoma un campo de competencia (la producción del hard) que había dejado de lado. Decía que los precios pueden ser un poco más altos al comienzo para frenar la importanción, pero la tendencia (sostenida en el tiempo) es a la baja de los precios globales.
La asignación por hijo se hace necesaria, muy necesaria, para avanzar hacia un país más solidario y justo. Gracias por el contrapunto, ayuda a reflexionar.

Horacio Haxman dijo...

Antes que nada: estas pequeñas discusiones, como bien dijiste, ayudan a reflexionar. Es importante poner a prueba las convicciones propias. También valoro el hecho que me dejés comentar en tu blog.

Ahora sigamos con lo nuestro:

No veo la conexión entre estatizar una compañia de aviones y mejorar el desarrollo de un país. Los números muestran que es una carga para el presupuesto. Ojo: no defiendo la privatización. Esos de Marsans eran unos chantas. Pero si a la empresa le iba mal, la hubieran dejado que quiebre, como cualquier otra empresa común y corriente.

Controlar el precio del combustible es, como todo control de precios, una violación a los derechos de propiedad: no deja al empresario vender su producto al precio que quiera. En el caso de los combustibles ocasionó que resintiera los incentivos de las empresas a invertir en ese mercado. EL resultado es que Brasil encontró petróleo, pero acá ni se busca. Algo similar ocurre en el mercado energético. Las tarifas congeladas congelaron también la inversión. Los cortes que sufrimos ahora son su consecuencia.

Es verdadero que la inflación está controlada, al menos este año, en alrededor de 15%. Sin embargo, este número es muy dañino para la economía. Para lograr crecimiento sostenido, es necesario un techo de 2% en la inflación.

Con respecto al impuestazo tecnológico: Si el consumidor, voluntariamente (y esa es la palabra clave), prefiere un bien que se produce en el exterior sobre un bien nacional, ¿qué derecho tiene el gobierno de castigar esa decisión?

La competencia mejora los productos. Lo que hacen que la competencia funcione son las elecciones de los consumidores: "compro esto, no compro aquello..." Con este impuesto, la capacidad de elección de los consumidores se reduce, por lo tanto lo mismo sucede con la calidad de la competencia. Se parece mucho a una situación de monopolio. Ahora bien, las empresas de teconología de TdelF perciben esto, por lo que sus incentivos a mejorar sus produtos son menores. "Si estoy bien como estoy, ¿por qué cambiar?"

En suma, el esquema de incentivos no favorece la rápida innovación que caracteriza a los mercados competitivos de tecnología. Pensar en términos de incentivos ayuda a explicar el 99% de las situaciones económicas.

Por último, creo firmemente que nuestro país no debería ser solidario, debería ser rico.


Para terminar, te agradezco nuevamente este espacio. Es verdadero lo que decís que Internet maximiza la libertad de expresión. Lo bueno, es que las generaciones más jóvenes (los nativos digitales) lo toman como algo totalmente natural. Nosotros, los más viejos, tuvimos que luchar por la libertad de expresión.

Javier Noguera dijo...

Bueno, yo creo que vivimos en un país extremadamente rico, pero tremendamente desigual, sino miremos la realidad que nos rodea y la comparemos con los países más importantes del mundo.
La aerolineas de bandera es estratégica para el desarrollo del país porque es un medio de comunicación que abre puertas al desarrollo del comercio, tan simple como eso. Una cosa es que la oriente el Estado y otra cosa (ya lo vivimos) que esté en manos privadas. La trágica historia de la privatización de aerolineas me exime de más comentarios. Lo demostraron así los países que hicieron valer su aerolineas de bandera, como está haciéndolo el nuestro a partir de la estatización.
Horacio, la libre voluntad del consumidor de optar por un bien producido en el país y otro extranjero, exaltada a ese nivel, ignora la función reguladora del Estado. Estados Unidos y la Unión Europea tienen por lejos, muchos más productos protegidos que nuestro país, al que acusan de tener una economía cerrada. La experiencia de estas ideas, ya la vivimos en los 90, dudo que aquellos que recuerdan sus consecuencias insistan con ellas.
Es muy bueno que se pueda hablar de política con este clima de tolerancia y respeto. No sufrí la censura nunca y espero que las futuras generaciones tampoco. Gracias por los conceptos.

Sil dijo...

Hola Javi!
Leyendo tu primer comentario advierto que hacés referencia únicamente a las inversiones en OBRAS que realizó el Estado en materia salud o educativa, lo cual está muy bien, pero . . . y la inversión en recursos humanos? Creo que a ese punto se refería el comentario del lector Horacio Haxman.
Párrafo aparte, te felicito por el blog!
Saludos!

Related Posts with Thumbnails