lunes, 2 de noviembre de 2009

Menos chicos pobres, más derechos

En Argentina la mayoría de los pobres son niños y la mayoría de los niños son pobres. Durante décadas la política argentina venía siendo insensible a esta amarga realidad. A partir del jueves pasado todos los chicos argentinos tienen un mismo derecho: una asignación familiar. Es decir que desde ahora, todo menor de edad tiene asegurado un ingreso fijo y mensual ya sea que sus padres tengan un empleo formal, estén en negro o sin trabajo. Su sola condición de menor le crea el derecho.
La historia recordará esta acción como un avance cualitativo en los derechos ciudadanos que buscan resolver de manera directa el principal drama social: la pobreza. Cinco millones de chicos que antes no tenían nada, recibirán 180 pesos por mes. Se reducirán considerablemente los niveles de indigencia y de pobreza.
La decisión sepultó además a la teoría de los planes focalizados, que terminaron siendo clientelares y poco efectivos: en 6 años de crecimiento a Tasa China, Argentina continúa con altos índices de pobreza e indigencia que el boom económico no resolvió. Desaparacen definitivamente los Planes Familia y progresivamente el resto de los focalizados provinciales y municipales. Las políticas focalizadas fueron impulsadas por décadas en el país por el Banco Mundial. Antes el gobierno ya había universalizado el ingreso a los adultos mayores, dándoles además cobertura sanitaria.
La asignación por hijo representa una nueva transferencia directa de recursos hacia los sectores más pobres, esta vez de casi 10 mil millones de pesos. Establece un piso a partir del que no habrá retorno: serán sus beneficiarios quienes defenderán el derecho
.
De todas maneras, sería bueno que el proceso de inclusión social iniciado en 2003 se ratifique con leyes, para que gran parte de estos derechos no sigan estando a tiro de decreto.

http://www.wikio.es

Related Posts with Thumbnails